Bai.senpulgas: gente normal… haciendo cosas extraordinarias en Pontevedra

Bai.senpulgas: gente normal... haciendo cosas extraordinarias en Pontevedra
Bai.senpulgas es una protectora de la provincia de Pontevedra, aquí nos cuentan sus funciones y su inmenso trabajo diario.

 

En un país en el que el ordenamiento jurídico condena a sus animales más que protegerlos, la labor de las protectoras de animales es un pilar básico y fundamental en la mejora de su situación. No obstante, la lista de obstáculos es interminable: las propias leyes, dueños irresponsables, falta de recursos y de apoyo social. La cuestión es ¿cómo superarlos?

En Bai.senpulgas consideramos a los animales nuestros iguales, y de este punto parten todas nuestras acciones. Hacemos por cada animal que llega a nuestras manos lo que haríamos por cualquiera de nosotros. Así, gracias a nuestra gran familia de voluntarios podemos cuidarlos, tratarlos y colaborar en su rehabilitación en la medida de nuestras capacidades. Estamos organizados en tres turnos diarios que incluyen alimentación, limpieza de cheniles, tratamientos médicos, juegos y ejercicio… llueva, nieve o sea día de año nuevo. Recaudamos donaciones en eventos solidarios y con aplicaciones como teaming o helpfreely para poder darles la calidad de vida que se merecen, y gracias a la ayuda recibida por los socios y vecinos del lugar, el reto se nos hace más llevadero. Sin embargo, la labor de una protectora va mucho más allá del cuidado directo de los animales, y eso en Bai.senpulgas lo hemos aprendido tanto con buenas, como con malas experiencias.

Como hemos dicho inicialmente, España es un país en el que los animales cuentan con un lugar de segunda categoría en el ordenamiento. Esta situación es el reflejo de una realidad de la que los juristas no son responsables, sino todos nosotros: la falta de concienciación en una sociedad obcecada con el dominio sobre el débil de cuatro patas. Algunos de los que estáis leyendo este pequeño artículo conocéis a alguien que abusa físicamente de su mascota, algún vecino que haya enterrado un saco con gatos recién nacidos o incluso un conocido de vuestro barrio que pelea a su perro los fines de semana. Desgraciadamente, la mayor parte de la sociedad cree que las aberraciones de este tipo son casos puntuales llevados a cabo por manos carente de empatía, pero no es así. Todavía vivimos en una cultura de violencia, de abuso y de explotación animal generalmente normalizada; mientras escribimos estas líneas, está teniendo lugar la cacería del zorro de Dozón (no sólo amparada legalmente, sino apoyada por nuestros representantes). Apenas ha tenido repercusión en los medios.

Así, nuestro objetivo tiene dos vías: por una parte, el cuidado directo de los animales que llegan a nuestras manos, y por otra la búsqueda de una mayor concienciación social y empatía. Para el primero, puedes hacerte voluntario de una protectora y ayudar en sus tareas diarias en el refugio o recaudando fondos, puedes hacerte socio, compartir casos y fotografías para mayor difusión: te sorprendería lo gratificantes que resultan sus sonrisas y lametazos de agradecimiento, lo dulces que son las lágrimas cuando se van a un nuevo hogar. La segunda tarea te llevará muchas veces a discusiones desagradables y algún que otro dolor de cabeza, pero es tan indispensable como la primera y se resume en una sola palabra: denuncia. Puedes hacerlo en redes sociales, firmando peticiones, en una charla entre amigos o a través de las autoridades cuando puedas; pero hazlo. Hazlo siempre que veas o tengas conocimiento de un caso en el que los derechos de los animales se están viendo perjudicados. Hazlo por ellos, pero hazlo también por ti.

Son ya muchos años de lucha incansable junto a otras tantas asociaciones que están en esta misma batalla, pero seguimos en pie y cada vez con más fuerza en la voz para gritar y en las manos para trabajar. Si quieres a tu mascota, si quieres a tu tierra, tu entorno y la naturaleza a la que perteneces… ayúdanos a ayudarles. Sus vidas, su destino, están en las manos de todos nosotros.

¿Cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?

¿Estás seguro?

Al no aceptar ya no tendrás acceso a nuestro sitio y se te desconectará.