Lavar peluches: guía paso a paso

Guía para lavar peluches

Todos hemos tenido al menos un peluche, esos juguetes que paseábamos de niños por toda la casa, incluso por el parque. De tanto uso, se llenaban de tierra, polvo y gérmenes. Ahora la historia se repite y son los peluches de tus hijos los que se manchan y necesitan una buena limpieza para evitar enfermedades causadas por ácaros y gérmenes. Si quieres saber cómo lavar peluches, lee estos consejos que te damos.

Lavar peluches no es una tarea demasiado difícil, pero si quieres hacerlo bien y no estropearlos, debes poner atención.

Cómo lavar peluches en la lavadora

Este es el mejor método para lavar peluches muy sucios, pero no debes meterlos en la lavadora sin antes hacer un par de comprobaciones:

  • Verifica la etiqueta y comprueba que puede lavarse en la lavadora.
  • Revisa que el peluche no tenga rasguños o esté descosido, ya que al lavarlo puede deshacerse. Si es así, deberás coserlo bien antes de lavarlo.
  • Comprueba si tiene partes mecánicas o eléctricas, pilas o baterías. Ya que estas partes no deben meterse en lavadoras.

Después de esto, debes meter el peluche en una funda de tela y programar un ciclo corto, agua fría y con velocidad baja de revoluciones. Lo ideal es utilizar un detergente hipoalergénico y un buen suavizante. Tus peluches quedarán limpios, suaves y con un agradable perfume.

Cómo limpiar peluches en seco

Si no puedes lavar el peluche en la lavadora, o si se trata de peluches grandes, deberás optar por la limpieza en seco. Para este tipo de limpiado vamos a necesitar tres elementos:

  1. Una bolsa de plástico
  2. Un cepillo
  3. Bicarbonato de sodio

Lo primero es humedecer el peluche con un paño o un pulverizador. A continuación, mételo en la bolsa de plástico e introduce una buena cantidad de bicarbonato de sodio. Finalmente has de cerrar y agitar la bolsa durante un par de minutos.

Después de dejarlo reposar en la bolsa toda la noche, ya tendremos nuestro peluche desinfectado y listo para volver a disfrutar de él con seguridad.

Cómo secar un peluche

El último paso del proceso de limpieza es el secado. Algunos peluches pueden secarse en la lavadora, pero esto sólo podrás hacerlo si viene indicado en la etiqueta. En caso contrario deberás dejar que se seque al aire libre.

Ponlo lejos de la luz directa del sol y si dispones de una bolsa de secado, utilízala. Así te aseguras que no acumula polvo durante el tiempo que le lleve secarse.


Como ves, no es tan difícil limpiar y lavar tu peluche favorito. Lavando los peluches de tus hijos, los mantendrás a salvo de enfermedades causados por los ácaros y demás gérmenes.

Un peluche bien cuidado sirve incluso como decoración, ya sea para navidad o para alguna fiesta infantil. Además tus hijos de seguro lo agradecerán.

Es aconsejable mantenerlos siempre limpios e impecables, pasarles algún trapo de vez en cuando, ya que un excesivo lavado puede desgastar las costuras, la forma original y los colores.

Y tú ¿conoces algún truco para lavar peluches? Si es así, déjanos un comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *